Los Colonios

NUESTROS COLONIOS EN RACHA

Este encuentro de hoy, sábado, ha sido de los que harán historia. Historia en el equipo, claro. Porque lo sucedido, hoy, ¿cómo os lo diré? Ha sido realmente impresionante lo que se ha visto hoy en el campo de fútbol sala. Algo para enmarcar en ese cuadro imaginario de las hazañas de Los Colonios. Y ¿por qué no decirlo? También
en los anales de la Colonia Huertaña.

Tal vez el día de mañana esto suene exagerado. Porque, ya se sabe, los años destiñen los colores y desfiguran la emoción vivida en un día como hoy, que nosotros tardaremos en olvidar. La afición ha vibrado, yo diría rugido, con su equipo. Y esto, amigos, no es que nos haya encantado, es mucho más. Nos ha metido furia en el cuerpo. Estaba en juego mantener la tercera posición y ya sabéis lo que nos pasa cuanto tenemos algo al alcance ¿de la mano? No aquí era de los pies, que se nos han vuelto veloces e imparables.

Pero vamos por partes. En el primer tiempo, sí, se han hecho méritos, pero…, la efectividad parecía que sólo la conocía el equipo rival. Estábamos en un 2-0. Un siniestro resultado con el que no podíamos quedarnos. La afición no nos lo perdonaría.
Y comenzó la segunda parte. ¿Qué pasó? Yo solo puedo deciros que fue literalmente espectacular…

Los Colonios han salido disparados como aves que no se pueden permitir dejar escapar la presa. Estábamos por los diez minutos de juego cuando nosotros nos metíamos en su campo, dominadores indiscutibles. Y uno tras otro hay ido cayendo los goles, dejando pasmado al portero de la meta contraria.

f14_11_22-01

Y al final, después de conseguir la remontada con nuestro cuarto gol que nos ponía ganadores absolutos, justo en el último minuto, ellos consiguen también su gol número cuatro. Empate de 4-4. Siempre ese traidor último minuto que nos arrancaba de los labios la miel de la gran victoria que ya estábamos gustando.

Pero ninguna pena. Era un final más que brillante que nos mantenía en el puesto tercero de la clasificación. Con los cuatro partidos ya ganados de los cinco que llevamos jugados, sin haber perdido ninguno, solo hemos tenido un empate, el de hoy. Pero bien mirado, ha sido un empate glorioso: con cuatro goles como cuatro soles, que ellos solo en el último minuto han podido igualar.

Yo estoy muy contento de los jugadores. Es para estarlo. Las gradas nos han apoyado y se han ido con un agradable sabor de boca, pese al empate. Quedan todavía partidos y la racha sigue soplando. No pararemos hasta conseguir uno de los primeros puestos. Yo pongo la mano por mis jugadores. Vednos, si no, las caras en este par de
fotos que os mostramos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *